28/02/2017 Susana Díaz

Cómo convertir tu web en una poderosa herramienta de marketing

Hasta hace no mucho las páginas web se consideraban como una tarjeta de presentación de los productos y servicios de la marca. Algo estático cuya función era dar a conocer la empresa al público objetivo y generar la confianza suficiente para que éste llevara a cabo sus compras offline. Pero las cosas han cambiado, así como ha cambiado la forma de navegar de los consumidores.

Con el aumento de la compra online por parte de los usuarios, tiene sentido que las páginas web se transformen para convertirse en puntos de venta. Ya no es sólo una tarjeta de presentación, es un punto de captación, conversión y fidelización del público objetivo.

Por lo tanto, es necesario convertir tu web en una máquina de marketing que atraiga consumidores para realizar compras tanto online como offline. Y no es una tarea sencilla, requiere de horas de esfuerzo, trabajo y pruebas.

  • Imágenes que inciten a la acción

Que las imágenes tienen un alto poder de atracción no se ha puesto nunca en duda, hay estudios que demuestran que el hecho de incluir imágenes de alta calidad en tu sitio web o redes sociales aumenta el porcentaje de conversión de manera considerable.

Pero no basta con imágenes de alta calidad, tienen que ser “apetecibles”, tienen que incitar a la acción, cualquiera que sea la acción que se busque: hacer clic, reservar, comprar, atraer al consumidor a un producto determinado, etc.

¿Y cómo se hace eso? Dándole al consumidor lo que está buscando. Si nos referimos a comida, tienen que ser fotografías que te hagan la boca agua, si hablamos de tecnología, tienen que mostrar hasta el más mínimo detalle del producto desde diferentes perspectivas, y si hablamos de ropa, ver cómo nos quedaría.

  • Centrarse en los elementos que generen confianza

En los últimos años la confianza de los consumidores hacia la compra online ha ido mejorando progresivamente y cada vez son más los que compran online. Sin embargo, los usuarios no van a dejar de lado su desconfianza por encontrarse con una página web, son los pequeños detalles los que permiten fomentar la compra.

Y es que, una web que contenga comentarios o valoraciones de los clientes sobre los productos o servicios puede influir poderosamente en la decisión de compra. También lo hacen los diferentes sellos de confianza online disponibles o la opción de elegir entre diferentes métodos de pago si hablamos de tiendas online.

Tampoco hay que olvidar el poder que ejerce saber que estás trabajando con marcar grandes o medianas, por lo que es recomendable incluirlo entre tus clientes si así fuera.

  • Contenido de calidad

Todos somos conscientes de que debemos hacer contenido de calidad para dar a conocer nuestra empresa, y tenemos que ponérselo fácil al usuario para que comparta este contenido, de ahí el uso de los botones de redes sociales en nuestros posts.

Sin embargo, no debemos olvidar que no sólo tiene que ser contenido de calidad, tiene que ser atractivo para el consumidor y que quiera usar esos botones que le ponemos al alcance para compartirlo con sus conocidos.

Para eso, tener un blog en tu página donde crees contenido que cuente la historia de tu marca y la de tus consumidores es una excelente idea. ¿Por qué no les das ideas a tus usuarios sobre los diferentes usos de tus productos? ¿Por qué no hablas de otras cosas que estén relacionadas con tu marca y puedan interesar a tus clientes?

Asegúrate entonces de que ese contenido sea relevante para tus consumidores, que sea atractivo y que lo publicas con cierta frecuencia.

Los beneficios que esto puede atraer a tu marca son innumerables, no sólo va a mejorar tu posicionamiento en buscadores, sino que aumentará la relevancia de tu página y dará motivos a los usuarios para visitarla regularmente. También generará conversiones y permitirá a los consumidores resolver dudas.

  • Facilitar el contacto entre consumidor y empresa

Con la incorporación de las redes sociales como método de atención al cliente online, el nivel de contacto entre empresa y consumidor ha aumentado considerablemente.

Es habitual que muchos usuarios decidan acudir a las redes sociales para resolver dudas o quejarse por un mal servicio. Pero también puede pasar que un consumidor se convierta en defensor y embajador de tu marca si lo has tratado correctamente.

Por este mismo motivo hay que mostrarse accesibles y dispuestos a resolver los posibles conflictos de los usuarios con el fin de convertir a los consumidores contentos en embajadores y reducir el número de clientes descontentos.

Hay otras opciones, además de las redes sociales, para fomentar esta accesibilidad, y es que no hay que olvidarse de métodos más tradicionales como el correo electrónico, el clásico formulario o el número de teléfono.

También puede ser una interesante incorporación los chats en vivo, donde permites que el usuario resuelva dudas justo en el momento en el que aparecen, de manera que puede determinar una compra o un abandono de carrito.

  • Conclusiones

Tienes que tener en cuenta que los cambios que apliques a la web no van a empezar a funcionar de la noche a la mañana. Hay que darles un tiempo para que surtan efecto. Una vez comprobado si funcionan o no, ya pueden hacerse más cambios.

Diseño y Creatividad desde Pontevedra

Contacta con nosotros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies